PUENTE EQUIPADO

Entre socialización y funcionalidad

El estudio del espacio y el cuidado del detalle caracterizan nuestro puente equipado, capaz de enriquecer la cocina configurada en isleta o península.
Pensado para dividir el ambiente sin cerrarlo y permitiendo la interacción con quien se encuentra al otro lado del puente, este elemento crea un refinado juego de volúmenes entre la solidez del mueble bajo y la ligereza estética de la estructura.
Elemento decorativo y espacio funcional, está disponible en dos alturas y puede personalizarse en función de las exigencias y de las zonas de uso con un amplio surtido de accesorios. La idea es optimizarlo todo para que resulte eficiente, listo siempre para el uso.