Lacado

Elegancia y resistencia

La puerta lacada manifiesta toda su elegancia en la cocina con una extensa gama de colores entre los cuales escoger, con acabado mate o brillo además de algunos acabados especiales “con aspecto envejecido”, con colores metálicos.
La laca tiene como base un barniz que garantiza la máxima resistencia a golpes y una superficie estable y duradera en el tiempo. La puerta con acabado lacado mate se obtiene agregando al barniz unas microesferas que confieren al producto un ligero acabado áspero, lo que aporta más resistencia al rayado y a la abrasión.
Con nuestras colecciones Artematica y Genius Loci la puerta lacada es muy liviana, estando formada por un panel de tan sólo 6 mm de grosor unido a un bastidor estructural de aluminio. Así que no tiene los problemas debidos al peso de las puertas lacadas tradicionales que a la larga afectan la sujeción de las bisagras y la alineación de las puertas de la cocina.